martes, 25 de noviembre de 2014

CAN TORRES

Pues si os hablé de los restos del Gran Casino la Rabassada, muy cerca de ahí hay otro lugar en ruinas imponente sobre todo su puerta.

Se llama Can Torres y se construyó viendo la popularidad del casino que  se encuentra a pocos metros y aunque la versión oficial es que fue un hotel, se dice y se comenta... que fue un lugar de "señoritas que fuman y hacen compañía con final".

Dos imponentes esculturas semejantes a unos grifos (figura mitológica mitad león mitad águila) aguardan en la entrada de lo que son ya unos edificios semiderruidos.




5 comentarios:

  1. Y dentro, todavía se conservan unos frescos impresionantes en alguna de sus paredes.
    Salut

    ResponderEliminar
  2. Adoro este tipo de sitios abandonados. No pudiste entrar?

    ResponderEliminar
  3. A mí también me apasionan ese tipo de lugares. Me llegan al alma. Yo también me quedo con la duda ¿entraste?

    ResponderEliminar
  4. Pues no, no entré...poco espiritu aventurero y explorador que tiene mi novio.. y sola me da yuyu

    ResponderEliminar
  5. La casa que se ve en primer término es la Casa Puigventós del maestro de obras Josep Masdeu, 1911

    ResponderEliminar