miércoles, 22 de enero de 2014

BODEGAS LÓPEZ HEREDIA

Y la razón de pasar el día en Haro fue porque hacía tiempo que quería visitar las Bodegas López Heredia y por fin hice reserva.

Había visto esta bodega por fuera otras veces y desde el principio me atrajo. Esos contrastes del ladrillo con los detalles en rojo, su preciosa vidriera y su contraste de arquitectura contemporánea con el edificio original.

El edificio de la Casita, con su característica torre mirador, vivienda del fundador de las bodegas D. Rafael López de Heredia Landeta es de 1886 y posteriormente se hace otro edificio el cual queda unido a través de una pasarela decorada con vidrios policromados obra según archivo de la bodega de Basilio Paraíso de la zaragozana Cristalería La Veneciana.

El lugar de encuentro de la visita de la bodega se realiza en la tienda. La tienda es obra de la arquitecta iraquí Zaha Hadid y se realiza para conmemorar el 125 aniversario de la bodega. Dentro de esta obra con forma de decantador, se encuentra el stand modernista original realizado para la Exposición Universal e Iternacional de Bruselas de 1910 que se restauró para la conmemoración del aniversario y así integrar tradición y modernidad en el mismo espacio.




Por fuera es preciosa y por dentro es fascinante. Sus pasadizos oscuros, sus paredes negras, sus barricas originales, sus montones de botellas polvorientas, su tradicional forma de hacer el vino... 



Los vinos de ésta bodega son Viña Tondonia, Viña Bosconia, Viña Cubillo y Viña Gravonia. La cata la realizamos en otro lugar precioso de la bodega, entre la decoración original de una tienda que la bodega tuvo en Madrid.

 Viña Tondonia Reserva es el vino tinto más conocido de la bodega, y la verdad es que está buenísimo.

5 comentarios:

  1. Que mostrador tan excelente ¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  2. guauuu! ahora entiendo porque me la recomendaste!

    ResponderEliminar
  3. Siempre que paso por delante de esa ventana tan bonita me digo que tengo que parar un día para hacerle una foto. Haro me encanta, nosotros solemos ir mucho, es una ciudad muy bonita para pasear

    ResponderEliminar
  4. El stand era obra del arquitecto Cabrera Latorre y del ebanista José Besga. Es más ecléctico con toques modernistas que modernista en sí

    ResponderEliminar